Productos alimenticios preparados: elígelos bien sino te quieres llevar un chasco


Sábado 9 de Octubre, 2021

La empanada de la discordia


Por Luis Domenech

Cuando uno tiene poco tiempo para preparar una comida, la solución habitual es ir al supermercado y comprar un plato ya hecho o precocinado, pero el resultado a la hora de degustar el plato preparado, jamás será el mismo. Hay productos preparados que no están nada mal, pero hay otros que no valen el dinero que uno paga por ellos, ni el trabajo y el tiempo que se ahorra.

Tenía preparada una exquisita zaragallada de atún para un relleno de empanada, pero no tenía tiempo de hacer la masa y dejarla en reposo para que estuviera al punto. Por ello tiré de congelador y cogí una masa de empanada para usarla en esta ocasión.

Una vez descongelada esta, la relleno y la meto al horno siguiendo al pié de la letra los tiempos de cocción que vienen en el envase.

Una vez retirada y atemperada, nos disponemos a disfrutar de la empanada, y el resultado es desastroso. Sospechosamente, una vez abierto el envoltorio, vi que la masa tenía un color amarillo fuerte, casi anaranjado, que me extrañó, pues a mi las masas me suelen salir mas bien blanquecinas o de un color amarillo muy pálido. 



El caso si bien la empanada recién salida del horno tenía una pinta estupenda, de estupenda solo tenía la pinta, porque lo demás, no había por donde cogerlo;  y es que la masa no sabía a nada, pero esto no es lo peor. Lo peor fue que para hincarle el diente a la masa, y poderla masticar, nos haría falta tener la mandíbula y la mordedura de un mastín. Al final terminamos comiendo solo la zaragallada raspando la masa con los dientes para poderla engullir, pues esta estaba exquisita y no era como para tirarla, pero la masa doradita y de un color precioso, se fue integra al cubo de la basura.

En ese momento nos preguntamos: si es tan sencillo hacer una masa para la empanada, que lleva como ingredientes aceite, agua tibia, harina de fuerza de trigo, levadura y sal, como es posible hacer una masa tan mala. Entonces retiramos el envoltorio del cubo de la basura para poder enterarnos de que estaba hecha (algo que se debería de haber hecho en la tienda, pero que casi nunca hacemos), y nos encontramos con lo siguiente:

LO QUE NO LLEVA


En letras bien grandes, para que se vea bien: Producto libre de alérgenos. Sin aceite de palma. Sin gluten. No lleva huevo, ni soja, ni leche, ni frutos secos, ni semillas, ni cacahuetes. ¡Santa María madre de Kazhan! ¿Alguien ha visto una masa de empanada que llevara esos ingredientes? Y si es así, porque ponen lo que no lleva..., casi todos sabemos, sobre todo los que padecen de alergias, que los de la lista son los alégrenos mas frecuentes, pero hay mas posibles alegremos que pueden causar un problema; además,  salvo el huevo, y raramente la leche, estos productos citados no están presentes en las recetas de la masas de empanada habituales.

LO QUE LLEVA


En un recuadro, en letras bien pequeñas: lleva almidón de maíz, harina de maíz, goma xantina, dextrosa, sal, hidroxipropilmetilcelulosa, fibra de bambú, ácido sorbido, Vit C, agua, aceites vegetales de girasol, margarina vegetal (hecha de grasa vegetal de coco, agua, aceites vegetales de girasol, mono y diglicéridos de ácidos grasos de origen vegetal, sal, ácido cítrico, ácido sorbido y aroma natural), y pimentón dulce.

Ahora comprendo la causa de porque me salió la peor empanada de mi vida. Yo se que cuando uno compra productos preparados, sea cual sea, la mitad de lo que contiene el envase es química pura, ¿Pero esto? Repasemos: almidón de maíz, porque harina de maíz llevará mas bien poca (yo consumo habitualmente pan de maíz y se a que sabe, y de nota y en esta empanada no encontré ese sabor que es único y típico), goma xantina (Wow) y lo de la fibra de bambú y el aceite de coco ya me llegaron al alma (al estómago no, porque terminó en el cubo de la basura), y es resto química y mas química.

Finalmente llegamos a la conclusión de que a la hora de adquirir productos preparados para comer, salvo que ya los conozcamos, merece la pena leer el etiquetado, que son 20 segundos, para apercibirnos de lo que tenemos entre las manos. Creo  firmemente que es importante que cuidemos este aspecto a la hora de hacer la compra en los hipersupermegamercados. Comeremos mejor, mas sano, mas barato, y de manera mas natural y mas rica.

No cito ni la marca ni el fabricante de dicha masa, porque el fin de este artículo no es dañar o desprestigiar marcas o productos. Añado que en el presente caso, el etiquetado grosso me indujo a error. No hubiera ocurrido si hubiera profundizado mas en la información en letra pequeña. Esto debería de cambiar para mejor información de los posibles compradores.

Luisondome (Grupo Gastronómico Galicia Gastro) #Gastronomía y #Turismo de #Galicia 2.0

Equipo de bloggers que promocionan la #gastronomía y el #turismo de #Galicia desde el 2.0

No hay comentarios :

Publicar un comentario